Pablo M. Vargas Flores


¿Cómo encontré la Obra Maravillosa y Un Prodigio™?


Para no extender el relato, me referiré al tiempo en que llegué a saber acerca de la Obra Maravillosa y Un Prodigio™.


Hacia finales del año 2015 un día en que fui a Secretaría de Estaca (Estaca Oruro) para desempeñar mis funciones como Secretario de Estaca y realizar algunos informes, sentándome frente a la computadora, me di cuenta que había un flash memory conectado a uno de sus puertos USB. La secretaría de estaca estaba abierta, la computadora ya estaba encendida, alguien ya había estado haciendo uso de ella, pero que para el momento en que llegué esa persona no se encontraba allí. Bueno, por curiosidad revisé el contenido del flash memory, que en ese momento no sabía a quién pertenecía. Al revisar me di cuenta de a quien pertenecía. Pertenecía a un amigo (bueno ahora un examigo) quien era el encargado de Seminarios e Institutos de Estaca, que también algunas veces hacía uso de la computadora. Él se había ido por un momento a otro salón en la capilla donde se realizaba las genealogías (Historia Familiar).


Al revisar su flash memory pude notar que éste contenía una carpeta con nombre “?”, me intrigó, así que abrí la carpeta para ver lo que contenía, pude ver que había algunos archivos pdf (algunos de los que apenas me acuerdo creo que se titulaban: El Primer Milenio, Los Viajes de Mormón y Moroni, creo que había otro acerca del Sacerdocio de Melquisedec, y también había otros que ya ni me acuerdo) y entre ellos La Porción Sellada, me interesó así que me hice una copia de los archivos para poder leerlos luego en mi cuarto.


Ya no me acuerdo muy bien si el regresó a Secretaría de Estaca o si yo fui a Historia Familiar, la cosa es que le entregué su flash memory, pero en ese momento no le dije nada acerca de lo que yo me había hecho una copia de los archivos de su carpeta ‘?’.


Cabe mencionar que para ese tiempo tuve muchas “impresiones” con respecto a la Iglesia y sus líderes. Había muchas cosas que no estaban de acuerdo con lo que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días debería de ser de acuerdo con las historias del Libro de Mormón o incluso con cómo deben ser y comportarse los líderes justos que dirigen una Iglesia.


Me acuerdo que la primera vez que tuve una de esas impresiones fue cuando un “Apóstol del Señor” (tos tos xD), Elder Bednar, llegó aquí a Bolivia, no me acuerdo la fecha, pero eso sí, me acuerdo que con mis amigos “mormones” fuimos hasta la ciudad de La Paz para poder escucharlo. El lugar estaba muy lleno, así que tuvimos que verlo y escucharlo mediante trasmisión satelital en uno de los salones donde se celebró la conferencia. La parte que me hizo preguntarme a mí mismo de si realmente ellos eran los verdaderos siervos de Dios fue cuando Elder Bednar al final de su discurso pidió a la congregación “preguntas inspiradas”, y en una de esas, una niña alzó la mano, le alcanzaron el micrófono y habló y lo que le dijo a Elder Bednar fueron estas palabras: Elder Bednar, ¿puedo abrazarlo? ¿Puedo? ¿Puedo?... Bueno, Elder Bednar no accedió debido al protocolo o porque esperaba alguna pregunta inspirada o lo que sea. Pero en ese mismo momento vino a mi mente este pasaje de las escrituras: “Y Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí y no les impidáis hacerlo, porque de los tales es el reino de los cielos.”


¿Qué? Me dije a mi mismo. ¿No que ellos son los representantes de Jesucristo mismo aquí sobre la tierra? Ellos hacen lo que él haría, ¿verdad? ¿Acaso el rechazaría a algún niño que quisiese acercarse a él y abrazarlo? ¿Qué es lo que pasa? Bueno, luego de eso pensé: Bueno, quién soy yo para juzgar las acciones de los “elegidos” de Dios. Dios los ha elegido por alguna razón, quién soy yo para cuestionar cómo deben de comportarse. Quizás deba de ser así en ciertas situaciones. Y así acalle en ese momento aquel susurro en mi mente diciéndome que algo estaba mal.


Lo anterior solo es un ejemplo de varios. Bueno, como Secretario de Estaca pude conocer y presenciar muchas cosas que no podría haberlo hecho de ser solo un miembro regular. La corrupción de los líderes, el rechazo a los pobres y necesitados, el corazón puesto en el éxito mundano, etc.


Bueno, puedo decir que para ese momento yo estaba preparado para leer la Porción Sellada. Todo lo que había pasado y estaba pasando en mi vida, me prepararon para ese momento. La Porción Sellada llegó a mí y cuando lo leí supe que era de Dios. Y lo que leí confirmaba lo que yo ya sentía con respecto a la Iglesia. Además, tanto tiempo en esa iglesia y la única “revelación de Dios” era que debíamos “Apresurar la Obra de Salvación”, y las instrucciones para hacer aquello cambiaban en periodos cortos de tiempo y se sacaban nuevas versiones de la misma. En muchas reuniones teníamos que informar sobre la nueva versión de Apresurar la Obra de Salvación. (Las últimas de las que me acuerdo fueron las versiones 7.0, 7.1, 7.2, 7.3…, y hubo muchas versiones anteriores a esas). Uno podía preguntarse ¿acaso Dios no sabe cómo realizar su obra?... (jajaja, ahora sé de qué dios se trataba, el dios de este mundo, y también ahora sé que el verdadero Dios puede realizar su propia obra).


Fui a donde mi amigo y le dije que me había hecho una copia de una de sus carpetas y que en ella se encontraba un archivo pdf que me interesó bastante: La Porción Sellada. Le pregunté acerca de éste, a lo que él me respondió que no debería de leerlo, que si lo leía apostataría de la iglesia y que mejor investigue el nombre que se mostraba en el libro: Christopher. Así lo hice, investigué en internet y encontré dos sitios: chrisnemelka.com y marvelousworkandawonder.com (el antiguo sitio oficial de aquel tiempo). Basta decir que al mirar en chrisnemelka.com sólo pude leer de cosas negativas acerca de Christopher y nada sobre confrontarlo con la verdad y demostrar que es un falso profeta (mensajero). Me dije en aquel entonces que, si Christopher era un falso profeta o anticristo, él podría ser confrontado y confundido. Nadie jamás lo hizo y nadie jamás lo hará, porque sé que él realmente es un verdadero profeta (mensajero) del verdadero Padre (Dios, de nuestros Verdaderos Seres). ¿Y que pasó con los supuestos “videntes, profetas y reveladores” de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y su presunta autoridad y poder del Sacerdocio? ¿No pudieron confundirlo y demostrar así que Christopher no es lo que es? No pueden, pues Christopher es el mismísimo portador de la Verdad. No puedes confundir a alguien que sabe y conoce la Verdad Real, los misterios de Dios en su totalidad.


En aquel tiempo revisé también el sitio web: marvelousworkandawonder.com y había enlaces a publicaciones de Christopher y también enlaces relacionados con El Partido de la Humanidad™ (humanityparty.com) y también enlaces de descarga de otros libros, disponibles gratuitamente en pdf (aunque todos en inglés). Revisé y leí el contenido del sitio y desde ese momento comencé a seguir ésta obra, la verdadera obra del Padre.


No puedo expresar en palabras escritas todo lo que ocurrió en ese entonces, debido a mi propia debilidad al escribir y a mi propio cerebro imperfecto, pero sé que Christopher puede saberlo o lo sabe, así que no extenderé más este relato.


Es suficiente decir que aprendí tantas cosas, tantos misterios, tantas revelaciones desplegadas, tanta claridad y sencillez, que lo que aprendí en esa iglesia y en mi vida entera. Ahora sé la verdad acerca de la religión, acerca de Dios, acerca de quién soy y porqué existo. También sé acerca de las simples y reales soluciones a los principales problemas de la humanidad y del establecimiento del gobierno adecuado para traer paz, justicia e igualdad para todos.


Sé que el fundamento de la paz y la felicidad se encuentra en la manera en que nos asociamos y hacemos a los demás. Que debemos permitir que los demás existan y persigan quiénes son como ellos lo deseen, como quisiéramos que nos permitiesen existir y perseguir quiénes somos.


Tuve el privilegio de leer el borrador del libro el Sueño de la Vida Mortal, y ¡oh por Dios!, como está escrito en Jacob 4:8: “¡He aquí, grandes y maravillosas son las obras del Señor! ¡Cuán inescrutables son las profundidades de sus misterios; y es imposible que el hombre descubra todos sus caminos! Y nadie hay que conozca sus sendas a menos que le sean reveladas;”


Ahora entiendo acerca de la verdadera realidad de Dios (Mi SER REAL, participando junto con otros (nuestro grupo) en una experiencia semejante a un sueño, siendo mi Verdadero Ser, y mi Verdadero Ser participando junto con otros en el sueño de la vida mortal, yo siendo el ser mortal de este actual sueño/juego).


No me fue difícil aceptar esa realidad, pues hace tiempo cuando tenía más o menos 20 años (actualmente tengo 36 años) tuve una experiencia de sueño particular, la única que tuve de ese tipo, tuve un sueño sobre-sueño.


Bueno de acuerdo con lo que puedo recordar, yo estaba en mi cuarto, en la casa de mis padres, en algún momento por la mañana me quedé dormido y estaba soñando algo que no puedo recordar, entonces luego me desperté del sueño y comencé a arreglar mi cama, a arrinconar y a barrer mi cuarto, todo parecía normal, era yo realizando mis cosas, cuando de repente entonces desperté nuevamente, un poco asustado y confundido me dije a mi mismo: ¿¡Qué!? ¿¡Acaso no estaba despierto ya!? ¿Sólo era un sueño? Al meditar acerca del sueño luego me di cuenta que la única cosa rara en el sueño era mi puerta, el cual tenía un ventilador, que en la vida real (jaja ¿real?) no lo tenía. Tuve un sueño en donde mi ser del sueño se quedó dormido y soñó algo y luego se despertó e hizo cosas y yo creí que esa era mi verdadera realidad, pues parecía tan real, hasta que me desperté realmente del sueño y entendí que tuve un doble sueño o como se dice un sueño sobre-sueño.


Sí, para mí fue fácil entender cómo esta vida realmente solo es un sueño (bueno, semejante a un sueño, debido a que éste ocurre en nuestros cerebros, semejante a un juego, debido a que es un sueño compartido que puede compararse con un juego multijugador altamente avanzado), un sueño de un cerebro avanzado y perfecto. Sí, yo soy el sueño de mi Verdadero Ser, y mi Verdadero Ser es el sueño de mi SER REAL. Soy el sobre-sueño de mi SER REAL. ¿¡Quién iba a imaginarlo!? (ah, pero lo soñé…)


Soy un ser humano altamente avanzado, eterno y perfecto, sin principio ni fin, así como todos los demás lo son, participando con ellos en experiencias sin fin (en la VERDADERA REALIDAD o soñando) para que podamos equilibrar nuestros cerebros y mantener nuestra paz y felicidad.


No hay nadie por encima de mí, ni por debajo de mí, ni por delante de mí, ni por detrás de mí, ni al lado de mí, pues, Yo Soy, y sé que debo amarme con todo mi corazón y con toda mi mente y con toda mi alma y con todas mis fuerzas como el Dios que Yo Soy. Y sé que debo amar a mi prójimo como a mí mismo, como los Dioses que ellos son.


La verdad, es decir, la Verdad Real™, ¡realmente nos hace libres!


P.D.: Mi mayor deseo es que el mundo escuche a los Real Illuminati® y se puedan hacer realidad las soluciones del Partido de la Humanidad™ para salvar este mundo y si no es así, estoy de acuerdo y también es mi deseo que todo sea destruido porque tal como es la realidad actual, no vale la pena vivir en un mundo así con tanta miseria y sufrimiento, lúgubre y solitario… pero de todas maneras… mundos sin fin. J


Pablo M. Vargas Flores


Email: paolohah.vargas@gmail.com

Cel.: +59172344952

0 comments